Ser y quehacer de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana

El trabajo con los jóvenes  es una tarea urgente y  conjunta de la sociedad que incluye: la escuela, la familia,  instituciones públicas y privadas, la Iglesia y al joven mismo. Todos ellos tienen que ponerse de acuerdo, hacer alianzas y plantearse objetivos comunes  en bien de la juventud (cf. Mensaje de su Santidad Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz 2012). Los discípulos acusaban a Jesús de querer más a Juan, sin embargo Jesús potenció cada una de las virtudes de los 12 y les enseñó a orientar su defecto dominante y pasiones. Juan era el más joven y por ello requería más instrucción para la vida. Es lo que sucede también en las familias los hijos mayores acusan a los padres de querer más al menor, pero no es así, porque los padres quieren a sus hijos con igual intensidad, lo que hacen es brindarle más protección al menor por la condición en la que se encuentra y que en su tiempo lo hicieron por sus demás hijos.

El ser y quehacer de la Pastoral Juvenil (PJ) es un proyecto y una necesidad a realizar en la Parroquia.

Es proyecto porque no en todas las parroquias existe una estructura de PJ ni se cuenta con espacios propios para los jóvenes. 

 

Es una necesidad porque si no se lleva a cabo no habrá propuestas claras a las urgencias apremiantes de los jóvenes como sus problemas, inquietudes, deseos, ilusiones, afanes y seguirán siendo presa fácil de los vicios y errores de la sociedad postmoderna.

SER

LOS GRUPOS JUVENILES son una opción clara y eficaz de hacer frente a muchas necesidades y carencias de los jóvenes, por ello, debemos gestarlos, promoverlos y potenciarlos en nuestras comunidades parroquiales y acompañarlos solícitamente en su proceso de discernimiento y madurez humana.

 

 

La juvenil… también es una pastoral (no es un grupito, asociación o club de jóvenes)

sigue la regla suprema de toda pastoral: jesucristo

tiene una estructura de trabajo: agentes y organismos

busca la comunión con las instancias correspondientes.

tiene sus fundamentos teológicos.

tiene una metodología y pedagogía propias.

tiene un punto de partida y un punto de llegada: la realidad de los jóvenes.

 

 

QUEHACER

 

a.   Propicia  el encuentro con jesucristo vivo.

b.   Anima los procesos de formación integral.

c.   Impulsa  el compromiso social de los grupos juveniles.

d.   Fomenta una cultura de valores.

e.   Forja personas nuevas en jesucristo.

f.  Fomenta una sociedad humana, justa y fraternaImage

Anuncios