Mística, Carisma y Espiritualidad Juvenil

 

Pastoral Juvenil “Es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que, transformados en hombres nuevos, e integrando su fe y su vida se conviertan en protagonistas de la construcción de la civilización del amor” fragmento del libro Civilización del Amor, tarea y esperanza 2.1, colección CELAM número 161

 

 

 

La Pastoral Juvenil Arquidiocesana de San Salvador que durante quince años estuvo a cargo de los hermanos laicos y religiosos, ahora a partir del 03 de enero de este año está a cargo del Pbro. Mario Díaz asesor  y el Pbro. Santos Belisario Hernández Co-asesor, los cuales dan continuidad y aplicación al trabajo pastoral que durante los últimos ocho años desarrollarón los hermanos Maristas.

 

 

 

Se cuenta con un promedio de un grupo juvenil por parroquia dentro de la Arquidiócesis, grupos juveniles con realidades y exigencias propias con diversidad de carismas y mística que hoy en día trabajan de forma paralela sin lograr unificar actividades, lo ideal es que todos: grupos juveniles, juventud misionera, acólitos, catequesis, grupos juveniles de encuentros conyugales, carismáticos etc. Desde su espiritualidad conformen un consejo juvenil parroquial en el cual expongan las exigencias de los jóvenes y analicen la problemática de la realidad social, cultural, laboral, familiar y espiritual, en conjunto párroco y asesores encuentren soluciones apropiadas, permitiendo que todos aquellos insumos o herramientas lleguen a cada grupo y así obtener un proceso integral que logre la participación de cada uno, ya no trabajando en actividades en base solo a las necesidades urgentes sino ahora en base a objetivos planteados acorde a las realidades, buscando la representatividad parroquial y la integración por medio de la consolidación del equipo Arquidiocesano que está integrado por los delegados de cada vicaría que se reúnen cada último sábado de mes.

 

La Pastoral Juvenil Arquidiocesana cuenta con un proyecto

 

que inició en mayo del presente año cuya duración es de tres a cinco años, dicho proceso tiene como objetivos:

 

 

 

Consolidar las instancias de las estructuras de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana (Departamento Pastoral Juvenil, equipo vicarial, vicaría Juvenil, consejo parroquial,    grupo juvenil) que conozcan que existe una estructura que puede sostener los procesos.

 

 

 

Dar dinamismo, funcionalidad a los objetivos propios para poder responder a las realidades exigentes.

 

 

 

Lograr que las necesidades de los grupos juveniles puedan ser atendidos por las instancias superiores y que todos los proyectos puedan ser aprovechadas por los grupos juveniles parroquiales.

 

 

 

El mayor de los retos es concientizar a los jóvenes a trabajar por medio de procesos que implica trazar objetivos a largo plazo, y lograr la integración de forma tal que no tengan que salir de sus grupos dejando su espiritualidad sino que en determinados momentos se unan en las actividades a realizar para el logro de los objetivos. Imagen

Imagen

About these ads